El impacto de dos años consecutivos de sequía podría reducir drásticamente el hato ganadero destinado para carne, alertó el presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz.
El líder ganadero señaló que se atraviesa una etapa crítica que podría resultar en que sólo quede entre un 20% y 30% de las reses de engorda que había en el estado hace dos años. Aunque persiste la esperanza de regularizar el ciclo, ya se ha experimentado un impacto profundo que no se puede mitigar con apoyos gubernamentales debido a la insuficiencia de recursos, expresó con pesar.
Destacó que los ganaderos de mayor edad enfrentan el dilema de enviar a sacrificio sus animales y, al mismo tiempo, carecen de la opción de dedicarse a otra actividad, ya que se encuentran en etapas avanzadas de su vida y la ganadería es lo único que conocen.
En el mejor de los escenarios, los pequeños productores optarían por vender sus animales para sacrificio y guardar ese dinero con la esperanza de comprar más animales el próximo año, siempre que las condiciones climáticas mejoren.
Franco Díaz apuntó que la situación de sequía prevalece en la mayoría de los municipios, anticipando que la escasez de agua podría ser incluso peor que el año anterior. “La desesperación es palpable entre la población; es una circunstancia verdaderamente triste. Ya llevamos dos meses de retraso en las lluvias y, aun si éstas llegaran, serían insuficientes”, enfatizó.
El representante ganadero explicó que, aunque las lluvias retornaran, tanto los cultivos de riego como los de temporal ya no tendrían la oportunidad de alcanzar su máximo rendimiento. Los campos de cultivo no están recibiendo el agua necesaria para fructificar adecuadamente. Como resultado, plantas como el maíz y otros cultivos no logran el tamaño deseado, lo que se traduce en forrajes de menor calidad.

Licenciado en Comunicación e Información especializado en Prácticas Informativas, con 10 años de experiencia en cobertura sobre administración pública, elecciones, educación, seguridad, justicia, economía, y empleo.