Juan Carlos Jiménez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Los Tigres jugaron feo, pero ganaron, y ya se metieron a la zona de Repechaje.
Sin ideas para atacar, los felinos lograron meter un agónico gol al final para derrotar 1-0 al Querétaro, anoche en el Estadio La Corregidora.
El triunfo es muy valioso para los Tigres, no sólo porque lo lograron jugando mal, sino porque los felinos escalaron a los puestos de Reclasificación.
Con 15 puntos y un juego pendiente, el equipo de Ricardo Ferretti aún aspira a clasificar directo a la Liguilla, pero necesita jugar mejor para lograr un cierre perfecto.
La victoria cortó una racha de cinco partidos sin ganar en el Torneo Guardianes 2021, y de paso le quitó lo invicto a los Gallos en su casa.
El gol del triunfo lo tuvo que anotar el zaguero Diego Reyes, en un contrarremate en el área chica al minuto 88, luego de una pobre exhibición de futbol.
Y es que antes del gol de Reyes, los Tigres sólo se habían acercado al arco de los Gallos con disparos de media distancia de Carlos Salcedo y Luis Quiñones en el segundo tiempo.
Pero fue cuando ingresó Nicolás “Diente” López, que el equipo comenzó a generar más llegada y en una de ellas, el uruguayo sacó un tiro centro que generó el saque de esquina en el que anotó Reyes.
Por su parte, los Gallos sí tuvieron por lo menos tres opciones para abrir el marcador previamente, sin embargo, le faltó contundencia a Hugo Silveira y Ángel Sepúlveda en la primera parte, además de los constantes desbordes de Kevin Ramírez que no fueron capitalizados.
Si los Tigres quieren llegar a la Liguilla, deberán mejorar muchísimo porque el sábado reciben al enrrachado América en una prueba de fuego para ver de qué están hechos.