Las compras en línea han generado una disminución de las compras físicas hasta en 40% para rubros específicos, afirmó el presidente estatal de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, Miguel Ángel Breceda Solís.
El dirigente empresarial manifestó que este fenómeno no elimina las compras en los establecimientos, porque la gente mantiene la cultura de acudir directamente a comprar sus productos, principalmente en el caso de alimentos, ropa y aparatos eléctricos y electrónicos.
Expuso que estas mediciones se efectuaron el año pasado para evaluar el impacto de las compras que se realizan a través de aplicaciones y telefonía celular, por lo cual se trabaja en impulsar el comercio cibernético.
Consideró que el sector del comercio establecido no se ha visto afectado por las compras en línea, ya que muchos negocios están transitando hacia el comercio digital como una oportunidad de mantener ventas.
Refirió que existen rubros en los que las compras en línea han registrado avances importantes, como en el caso de cosméticos y otros productos requeridos por clientela femenina.
Breceda Solís indicó que los clientes mantienen la costumbre de realizar compras físicas en el caso de las tiendas de ropa, donde se prefiere medirse la ropa, así como la experiencia de acudir a comer los fines de semana.
Reconoció que el mercado aguascalentense se mantiene en un balance entre compras digitales y físicas, debido a las características de la población que disfruta salir de paseo y buscar diferentes calidades y precios que se adecuen a sus preferencias.