Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A la familia del historiador Pedro Salmerón, propuesto como Embajador de México en Panamá, a pesar de las acusaciones de acoso, le sentó bien la llegada de la Cuarta Transformación al Gobierno federal.
Su esposa, un hermano y una prima ocupan puestos en organismos federales con salarios que van de 130 mil 922 pesos brutos a 56 mil 296, de acuerdo con el registro de Servidores Públicos de la Secretaría de la Función Pública (SFP).
La esposa de Salmerón, Gabriela Pulido Llano, es directora general de la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México con un salario de 130 mil 922 pesos mensuales brutos.
Su nombramiento se dio en marzo de 2019, luego de haberse desempeñado como investigadora del INAH entre 2002 y 2019, y como profesora de la UNAM entre 2017 y 2020.
Luis Arturo Salmerón Sanginés, su hermano, es subgerente de Contenidos Editoriales del Fondo de Cultura Económica (FCE) desde febrero de 2019, donde percibe un salario bruto de 56 mil 295 pesos. De 2008 a 2019 laboró en la editorial privada Raíces y en la Revista Relatos e Historias de México.
Apenas el año pasado, Pedro Salmerón publicó el libro «La batalla por Tenochtitlán» en el FCE.
Yutsil Guadalupe Sanginés Sayavedra, prima del designado como Embajador, es subdirectora de Transición Energética y Cambio Climático del Conacyt desde mayo de 2021, con un salario de 56 mil 296 pesos.
Entre 2019 y 2020 se desempeñó como directora de Políticas para el Cambio Climático en la Semarnat, así como subdirectora de Medición, Reporte y Verificación en el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de 2016 a 2019, entre otros cargos privados y públicos.
Salmerón fue designado el lunes como Embajador de México en Panamá por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, a pesar de las denuncias públicas de acoso contra estudiantes del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), al que renunció en abril de 2019, antes de que la dirección de esa escuela concluyera las investigaciones.
También alumnas de la UNAM lo señalaron por acoso e incluso ocho militantes de Morena lo denunciaron ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de ese partido en 2017.
Salmerón ha respondido que las denuncias no se han interpuesto ante las autoridades, y con ese argumento ha recibido el apoyo de López Obrador, quien incluso ha atribuido esos señalamientos a un asunto político.
«Se habían hecho denuncias públicas, pero sin que se presentaran ante las autoridades, y no se hablaba del tema, pero ahora pues sí ya es un tema polémico», manifestó.
Salmerón, de 51 años, renunció en septiembre de 2019 a la dirección del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM) luego elogiar como «valientes jóvenes» a los asesinos del empresario Eugenio Garza Sada, y en junio de 2021 fue designado director del Museo Regional de Guadalajara.

¡Participa con tu opinión!