Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El senador Ricardo Monreal optó por el «deber» y se perdió el «placer» de asistir ayer a la celebración de los tres años de Gobierno el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Aseguró que su decisión no tuvo nada que ver las dos visitas que le hizo en el Senado -martes y miércoles- el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López.
El coordinador de la bancada morenista explicó que debía estar atento a la comparecencia de Victoria Rodríguez Ceja, propuesta para Gobernadora del Banco de México.
«Como a (José) Vasconcelos, en el ‘Ulises Criollo’, me ganó más el sentido del deber que el sentido del placer de ir a la fiesta», expresó en entrevista telefónica.
Su decisión de no ir al Zócalo, aseguró el zacatecano, no tiene que ver con el distanciamiento que mantiene con el Presidente López Obrador, pues en el Senado se despidió de Rodríguez Ceja alrededor de las 16:30 horas.
«Los de seguridad me dijeron que ya no íbamos a poder pasar (al Zócalo), porque ya estaba cerrado todo», justificó.
-¿Hubo alguna negociación con el titular de Segob?
-No, no. Es real mi aseveración del ‘Ulises Criollo’: me incliné por el sentido del deber en vez de ir a la fiesta. Eso le pasó a Vasconcelos con una novia: tuvo que decidir ir a una cita al despacho o irse con una novia en una tarde amorosa. Aunque a la novia jamás la volvió a ver.

¡Participa con tu opinión!