El coronavirus comienza ya a tener grandes implicaciones en el deporte mexicano, poco a poco tanto torneos nacionales como locales se han ido modificando por el tema de esta enfermedad que ataca a todo el planeta. Ahora fue el turno del Campeonato Universitario Telmex Telcel que se supone terminaría este fin de semana en su etapa regular, pero que por el coronavirus tuvo que ser modificado siempre pensando en los jugadores que son lo más importante.
La tarde del jueves la liga sacó un comunicado afirmando que los juegos seguían en pie sin tener modificaciones, pero aclarando que cualquier equipo que por decisión propia o instrucción de la institución no se presentara al juego como medida de precaución por la enfermedad, tendría el derecho de hacerlo y su partido sería reprogramado sin perder los puntos en disputa. Este comunicado cambió los planes de varios equipos, principalmente los aguascalentenses que no tuvieron actividad este fin de semana.
Como ya es bien sabido, la Universidad Panamericana Campus Bonaterra decidió suspender las clases por lo que era obvio que el equipo de futbol tampoco tendría actividad en el campo a pesar de tener su último juego de local ante la Autónoma de San Luis. El juego no se llevó a cabo y no se sabe a ciencia cierta en qué fecha pueda disputarse, misma situación que los Gallos de la UAA que tenían su último juego del torneo ante la Anáhuac México Sur, pero por decisión de ambos equipos el partido quedó suspendido. En este caso es probable que ya no se juegue este cotejo ya que ambas escuadras han quedado eliminadas desde hace tiempo. Por el momento el CUTT no se ha pronunciado al respecto sobre el futuro de la competencia, tendrán que pasar algunos días para conocer la postura oficial y las fechas para los partidos pendientes.