Saúl Alejandro Flores

Mi agradecimiento y felicitación a esta casa editorial:

El Heraldo por otro aniversario más informando a la sociedad.

Estimados lectores a partir de hoy iniciaré una serie de reflexiones en torno a la postura del Gobierno Federal respecto a la gestión del agua, una visión sesgada y con tendencias a la recaudación no a la gestión de un recurso escaso, realizaré una transcripción de lo expuesto por el Gobierno Federal con la anterior legislatura, ante esto la actual Cámara de Diputados y en especial la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento debe establecer la sensatez y equilibrio con conocimiento del sector y no convertirse en un pivote del ejecutivo, de no hacerse una propuesta seria terminará por colapsar la magra administración del agua que prevalece.

Como ya lo anticipé realizaré la transcripción y al final comenzaré con las observaciones en ésta y próximas entregas:

DIAGNÓSTICO DE LA PROBLEMÁTICA NACIONAL

“Actualmente en el país existen 168 mil concesionarios de Servicios Industriales y Comerciales, de los cuales únicamente 30 mil cuentan con el Servicio de Medición, los otros 138 mil pagan en base al volumen concesionado, lo que no garantiza que el pago sea el correcto, pues se ha detectado que no declaran realmente el agua que utilizan en sus procesos”.

“El país cuenta con 653 Acuíferos, de los cuales 205 carecen de disponibilidad (no se les debe extraer agua), 106 de ellos, actualmente están siendo sobreexplotados y todos se encuentran en 17 entidades federativas de las Zonas Centro y Norte de la República”.

“De los 106 sobreexplotados, destaca el dato de que 18 son acuíferos costeros con intrusión salina (Uno de ellos el Valle de La Paz)”.

“La dificultad que se observa en las aguas subterráneas, es su falta de supervisión y vigilancia. Siempre han existido pozos clandestinos y otros autorizados que extraen más líquido del correspondiente a su permiso”.

“Resulta urgente: Categorizar los acuíferos sobreexplotados de acuerdo a su volumen/explotación, así como, diseñar escenarios que permitan determinar la factibilidad de seguir explotándolos (estimar cuánta vida le queda por delante al acuífero si se mantiene la sobreexplotación). Los que se evalúen como críticos deberían ser protegidos mediante medidas extremas, no sólo pensar en sanciones (multas), sino también en la clausura de pozos. No obstante, para ello se debe dotar a la Conagua de facultades legales suficientes para que dichas políticas públicas sean realidad”.

“¿POR QUÉ SE DEBE REFORMAR LA LEY GENERAL DE AGUAS NACIONALES?” “1. Porque se debe fortalecer a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para que tenga mayores facultades de fiscalización, control y seguimiento de las concesiones otorgadas a las grandes empresas. 2. Porque se debe incorporar al Sistema de Administración Tributaria (SAT) a la legislación, para que todo adeudo, que por concepto de utilización y explotación de agua en que incurran las grandes empresas usufructuarias del vital líquido, se transforme en un crédito fiscal. 3. Porque la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no cuenta con el personal suficiente para poder monitorear y determinar el aprovechamiento real que se hace del agua en el territorio nacional. 4. Porque se debe dar sustento legal a la creación del Fondo Nacional de Infraestructura Hidráulica”.

“Directrices Presidenciales”

OBJETIVOS

❖ Recuperar los recursos del aprovechamiento del agua para poder brindarle el vital líquido a los más de 12 millones de mexicanos que hoy carecen de ella, conscientes de que constituye un Derecho Humano y es parte fundamental de la 4ª. Transformación Nacional.

❖ Cobrar en beneficio del país más de 25 mil millones de pesos anuales aproximadamente, solamente cuantificando adecuadamente el agua explotada por los grandes concesionarios federales.

❖ Tres postulados estratégicos serían los ejes de la propuesta: A) Quien más gasta agua, más pague. B) El que contamina paga. C) Para que lo del agua vaya al agua”.

Respecto al primer párrafo acostumbramos aseverar que sólo los usos comerciales e industriales disponen de volúmenes superiores a los concesionados, eso es incorrecto, es estimado, es suposición, igual el uso agrícola es señalado por disponer de grandes volúmenes, además no se menciona a las tomas clandestinas que se presumen son mayores, además Conagua no cuenta con un padrón real ni actualizado de pozos. ¿Es posible saberlo? Sí, entonces la estrategia es levantar un padrón, antes de ir a cobrar únicamente por no decirle que no al titular del ejecutivo. Continuaré con este tema y los restantes la próxima semana, no sin recordarles la importancia de emprender acciones tendientes para que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com

¡Participa con tu opinión!