Laura Elena Rivera Manzanares

El Juzgado Quinto de Distrito otorgó a Gabriela Espinosa Castorena la suspensión provisional de los actos del Congreso del Estado, lo cual hará que la magistrada presidenta del Supremo Tribunal de Justicia continúe en el encargo hasta que se resuelva el juicio de amparo promovido.
La suspensión provisional concedida fue con tres efectos distintos; el primero: notifica y ordena al Consejo de la Judicatura del Estado que no expida nueva convocatoria para llenar el lugar de la magistrada.
El segundo: ordena al pleno de los magistrados del STJE que no elijan nuevo presidente, y éste va relacionado con el tercer ordenamiento a Gabriela Espinosa, para que permanezca en su encargo como magistrada numeraria y por ende, como presidenta.
El juez respectivo consideró la ampliación de la demanda de amparo presentada por la magistrada presidenta, originado primero por retrasar el análisis del dictamen emitido por el Consejo de la Judicatura, mediante el cual se solicitó la reelección como magistrada para que ella pudiera cerrar el ciclo de presidenta que es por cuatro años, y segundo, porque el Congreso del Estado ignoró el dictamen de referencia y decidió ilegalmente, presentar otro a través de la Comisión de Justicia.
De acuerdo al expediente 822/2020 con fecha del auto 18/11/2020 y publicado ayer, se indica que deberá darse cuenta del incidente de suspensión relativo al juicio de amparo 822/2020/VI-8, contra los actos del Congreso del Estado de Aguascalientes y otras autoridades, y se convoca a la audiencia incidental para la próxima semana, luego de esto continúa el proceso hasta que se resuelva el amparo como tal.
En el acuerdo respectivo se indica que debe hacerse del conocimiento a las autoridades responsables, como son la Comisión de Justicia del Congreso del Estado, Secretaría General de Gobierno, al pleno del STJE y al Consejo de la Judicatura, que la semana entrante se llevará a cabo la audiencia constitucional.
Cabe referir que se trata de un hecho que hace historia, pues si bien no es la primera persona con cargo de magistratura que solicita amparo luego de que el Congreso del Estado le ha restado oportunidad de continuar en el cargo y se les restituye, pero sí es la única hasta ahora que ocupa la Presidencia del Poder Judicial.