Una mujer se convirtió en homicida, todo por su imprudencia de conducir un vehículo de motor a pesar de que se encontraba bajo los influjos de las bebidas embriagantes. Y es que al circular por la carretera federal número 22, chocó contra un motociclista quien perdió la vida de manera instantánea.
Los trágicos hechos se registraron el día de ayer a las 06:40 horas, en la carretera federal número 22, a la altura del municipio de Tepezalá, hasta donde se trasladaron elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
El ahora occiso respondía al nombre de Rodrigo y contaba con 35 años de edad, además de que era vecino de la comunidad de La Victoria, en el municipio de Tepezalá.
Esta persona se dirigía a trabajar al momento de los hechos, mientras que la presunta responsable del homicidio, de nombre Samantha, de 32 años de edad, se dirigía a su domicilio luego de pasar toda una noche de parranda.
La ebria mujer conducía un vehículo Chevrolet sedán, en color gris y circulaba por la carretera federal número 22 sin precaución, lo que provocó que en determinado momento chocara por alcance contra la parte posterior de una motocicleta en color rojo, que conducía el ahora occiso Rodrigo.
Debido al violento golpe, el motociclista perdió el control del manubrio y salió proyectado hacia fuera de la cinta asfáltica, donde sufrió una aparatosa caída y perdió la vida de manera instantánea.
La presunta homicida Samantha fue detenida en el mismo lugar de los hechos y trasladada a la Fiscalía General del Estado. A fin de realizar las diligencias correspondientes, se presentó en el sitio del accidente el agente del Ministerio Público.