Mircea Mazilu

Estimados lectores, este mes se conmemora también el aniversario de la fundación de Villa Rica de la Vera Cruz, primer asentamiento europeo en territorio mexicano. Este hecho, que probablemente ocurrió el 22 de abril de 1519, trajo como consecuencia la exploración y la conquista de las tierras nacionales por parte de los españoles. A partir de entonces, estos últimos se adentraron en el continente americano hasta que llegaron a México-Tenochtitlan, ciudad azteca que sucumbiría ante los invasores el 13 de agosto de 1521.

Todo comenzó cuando Hernán Cortés fue elegido como el hombre de confianza por Diego de Velázquez, el gobernador de Cuba, para explorar nuevas tierras y buscar riquezas, sin tratar de conquistar y poblar los nuevos territorios descubiertos. No obstante, el extremeño vio en esto una oportunidad para desvincularse de Velázquez y convertirse en un exitoso conquistador.

La expedición comenzó el 18 de febrero de 1519, cuando Cortés, con 11 navíos y más de 500 hombres, zarpó de la isla de Cuba en dirección a tierra firme. Después de más de dos meses de viaje, los tripulantes llegaron al actual puerto de Veracruz, en la tarde del 21 de abril de aquel mismo año.

Cortés abandonó Cuba en situación de rebeldía contra Velázquez y, por este motivo, no podía regresar al lugar de su partida con el fin de evitar su ejecución. Esta circunstancia provocó que el extremeño no tuviera más opción que triunfar en su aventura. Fue así como vio la necesidad de construir una población como punto de partida para su conquista de las nuevas tierras exploradas.

De esta manera decidió fundar la Villa Rica de la Vera Cruz, cuyo nombre se debe a las riquezas que los españoles recibieron de los hombres de Moctezuma a su llegada y al hecho de que su arribo coincidía con el viernes santo, durante el cual se rendía tributo a la cruz donde ocurrió la muerte de Cristo. La población fue establecida en los arenales de Chalchihuecan con chozas de troncos y ramas.

Una vez establecido el asentamiento, Cortés fue elegido como capitán general, lo que le permitió acabar con su subordinación con respecto a Diego de Velázquez. De la misma forma, la fundación de la ciudad le concedió al extremeño la legalidad ante la Corona española para empezar su proyecto de conquista.

El 10 de julio se fundó el ayuntamiento de la población; sus primeros alcaldes fueron Alonso Hernández de Portocarrero y Francisco de Montejo. Asimismo, fueron elegidos regidores, alguaciles, contadores, procuradores y tesoreros.

En 1525 la ciudad se trasladaría al sitio que hoy en día se conoce como La Antigua, a orillas del río Huitzilapan. No obstante, en 1599 volvería a su ubicación original. Por último, Villa Rica de la Vera Cruz no tardaría en convertirse en el principal puerto del virreinato de Nueva España, a través del cual se llevaría a cabo el comercio con la metrópoli.

mircea.mazilu@hotmail.com