El tabaquismo es la causa del 90% de los casos de cáncer de pulmón, del 70% de los infartos al miocardio y del 99% de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). También es la causa del 100% de las amputaciones no traumáticas de miembros inferiores con diabetes.

El coordinador de hospitales de la delegación estatal del IMSS, Juan Mosqueda Hernández, subrayó que estas enfermedades se encuentran entre los primeros lugares como causas de muerte, precedidas sólo por las complicaciones de la diabetes mellitus, que ocupan el primer lugar.

Explicó que los daños a la salud por fumar son acumulativos; producen inflamación crónica y endurecimiento de los bronquios, pérdida de la función que mantiene limpios los pulmones y disminución del 60% de la capacidad para respirar.

De igual forma, incrementa mil veces el riesgo de cáncer de mama en mujeres y de próstata en hombres, además de otros 10 tipos de cáncer, entre los que destacan el de esófago, pulmón, laringe y estómago.

Todos los fumadores activos y pasivos tienen una probabilidad muy alta de desarrollar éstas y otras enfermedades, por eso es muy importante que reporten a su médico familiar cualquier síntoma; los más comunes son tos, sibilancia en el pecho, falta de aire, flemas, fatiga, depresión y ansiedad, añadió.

Lamentó que se respete poco la Ley Antitabaco en lugares públicos, como restaurantes, antros y demás negocios; a los clientes se les permite fumar en lugares cerrados, sin importar el daño que causan a los fumadores pasivos.

Hace falta mayor conciencia de la denuncia para reportar estos casos y que intervenga la autoridad sanitaria; quizá con la aplicación de multas que prevé la ley, se desestimule el consumo de tabaco en el interior de los establecimientos, agregó.

Debe crearse conciencia de los daños del tabaco, desde tempranas edades, en el hogar y en las escuelas, pues es común que adolescentes y jóvenes fumen, incluso, frente de sus padres.