La XIV Zona Militar tiene un rol indispensable en las operaciones militares a nivel nacional, al ser los encargados de abastecer materiales de guerra tanto a personal de la Secretaría de la Defensa Nacional como al Ejército y Fuerza Aérea.

En entrevista para El Heraldo, el capitán segundo de Materiales de Guerra, Raúl Flores Palafox, explicó además sobre elementos del equipo de búsqueda, localización y neutralización de artefactos explosivos con el que cuenta, resaltando que la capacitación es fundamental para atender cualquier eventualidad que pudiera poner en riesgo la tranquilidad social.

Quien es también jefe de la sección de materiales de guerra del Cuarto Regimiento Mecanizado, perteneciente a la XIV Zona Militar, detalló que las labores que encabeza es un servicio técnico cuya misión principal consiste en el abastecimiento, la evacuación y el mantenimiento del material de guerra; asimismo, se proporciona el apoyo a todo lo que es el equipo industrial de la Secretaria de la Defensa Nacional, Ejército y Fuerza Aérea Mexicana.

La zona militar que está jurisdiccionada al Cuarto Regimiento Mecanizado, es una estructura hecha en base al personal que lo integra, contando con materiales de diferentes órdenes y tipo.

En Aguascalientes, desde la Zona Militar se abastecen armamentos como municiones, explosivos orgánicos, divididos en las clases 2 y 4 respectivamente. Mientras que en lo que se conoce como clase 5, se proveen municiones de todo tipo, entre ellas bombas y granadas, principalmente, siendo exclusivas de la aviación.

Flores Palafox explicó que además de la especialidad en materiales de guerra, se tiene el apoyo de las autoridades militares y civiles para intervenir en caso de tener conocimiento de la colocación de algún artefacto explosivo.

Para ello, se cuenta con trajes antibombas tipo EOD8, compuesto por diversos tipos de blindaje, diseñado para resistir y proteger al usuario de la energía liberada por el artefacto. Debido a que está diseñado para resistir la fuerza de la explosión, alcanza un peso de 80 kilogramos, sin contar accesorios como cuerdas y ganchos que pueden ser utilizados.

Dentro del equipamiento de guerra, también se cuenta con lanzacohetes, ametralladora MAG tipo infantería y de defensa cercana, además de fusiles automáticos G-3, entre otros.

«Desde el mantenimiento del material, como la seguridad, es mejor tenerlo y no requerirlo que ocuparlo y obviamente estar sufriendo carencias de este tipo. El servicio de materiales de guerra es el encargado principalmente de llevar a cabo este tipo de adiestramiento así como el tipo de actividad», concluyó.