José de Jesús López de Lara

La Fiscalía General de Justicia ha identificado a integrantes de una banda de extorsionadores y sicarios como los autores del asesinato de dos comerciantes, ocurrido el domingo por la madrugada en el poblado La Rinconada, en el municipio de Calvillo.
Las primeras investigaciones, realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PDI, revelan que se trató de una ejecución directa, ya que los dos hermanos recibieron impactos de bala en la cabeza, descartándose un posible robo con violencia.
Los agresores, provenientes del municipio de Jalpa, Zacatecas, ya tienen varias semanas consumando extorsiones en el municipio de Calvillo, principalmente a propietarios de tiendas de abarrotes, bares y cantinas.
Incluso, poco antes de perpetrar la doble ejecución, se dirigieron a los poblados La Media Luna y Presa de los Serna, donde realizaron disparos a las fachadas de una vivienda y una tienda de abarrotes, a cuyos propietarios intentaron extorsionar la semana pasada.
Las víctimas fueron los hermanos Carlos Gabriel, de 24 años, y Misael, de 30 años, quienes eran propietarios de la Tortillería “Santo Toribio” y la tienda de abarrotes “Santo Toribio”, que se localizan a unos 10 metros de distancia del domicilio donde se realizó la doble ejecución, en la carretera estatal No. 7, que conduce al poblado Presa de los Serna.
Fue a las 04:30 de la madrugada del domingo cuando los sicarios irrumpieron en la vivienda de los dos hermanos, que se ubica frente al templo de Santo Toribio, y los ejecutaron a balazos mientras dormían, descartándose que fuera porque intentaron evitar un robo con violencia.
Posteriormente, los implicados escaparon en una camioneta Ford Lobo pick up, color tinto, hacia el municipio de Jalpa, Zacatecas, por un camino de terracería y, a pesar del operativo implementado por policías estatales, policías preventivos de Calvillo, agentes de la FGE y militares, no se logró su captura.