El presidente del Centro Comercial Agropecuario, Gerardo Palomino Macías, informó que ya obtuvieron el permiso municipal para la operación del estacionamiento de paga al interior de sus instalaciones, con lo cual se sacarán más de cinco mil vehículos propiedad de trabajadores y condóminos, y dejarán esos espacios para los clientes.
Explicó que la empresa que se encargará de prestar el servicio, la cual tiene experiencia pues existen esquemas similares en otras centrales de abastos del país, ha comenzado con las obras necesarias como la colocación de siete u ocho casetas y las plumas para regular la entrada y salida de vehículos por cada una de las puertas de este mercado.
Por orden se implementan estas acciones de cobrar el estacionamiento al interior del centro comercial, porque día tras día los trabajadores meten sus vehículos particulares y los dejan durante ocho horas frente a esos cinco metros de frente que tiene cada condominio, quitando toda posibilidad de acceso a clientes locales o regionales.
Recalcó que los condóminos no han entendido que los cinco metros de frente que tienen en sus bodegas no les pertenecen, es un espacio público que debe destinarse para la descarga y para los clientes.
Una vez que entren en operación las casetas, los trabajadores o los condóminos deberán llevar sus unidades a estacionamientos alternos y aparte se trabaja en otro proyecto para la construcción de un edificio de aparcamiento con una capacidad de 600 cajones, todavía se encuentran en trámites los permisos ante las autoridades capitalinas.
“Aparte se contará con un área para estacionamiento lateral por la avenida Independencia por el lado externo del Centro Comercial Agropecuario y del fraccionamiento residencial Pulgas Pandas, en cuyos espacios se aparcan hoy en día los clientes, pero ahora se hará que ellos ingresen al mercado”, comentó finalmente.