Todo ciudadano está obligado a contribuir económicamente con los tres niveles de gobierno para que tengan la capacidad de responder a las exigencias que presenta la sociedad en general, y quien se niegue a hacerlo o busca la forma de eludir sabe de antemano que en algún momento será obligado a tributar y además pagar las sanciones que correspondan.
Así lo disponen las legislaciones en la materia, que aún cuando se esté en desacuerdo nadie puede evitar ser uno más de los colaboradores de la hacienda pública, exigencia que es norma obligada por la propia autoridad y sin embargo hay quienes buscan la manera de diferir los pagos, aduciendo múltiples razones, amparados en que si con otros no hubo castigo tampoco puede haberlo con ellos.
Con una actitud chocarrera, en varios municipios los alcaldes terminan su gestión sin haber pagado el adeudo con el ISSSSPEA inclusive en algunos casos llegan al colmo de seguir abultando la cartera vencida, ajustados en que si los anteriores actuaron impunemente ellos también pueden hacerlo.
Cada uno de los directores que ha tenido el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Servidores Públicos del Estado de Aguascalientes arriba con la convicción que él sí logrará sanear las finanzas, pero pronto se da cuenta que pese a que la ley del propio ISSSSPEA dispone una serie de castigos a los deudores, que puede llegar incluso a la aprehensión del que se niegue a liquidar, no pasa más allá de las amenazas.
El actual titular del organismo, David Quezada Mora, informó que la morosidad por concepto de cuotas es de 80 millones de pesos y entre los ayuntamientos que tienen mayor atraso están Tepezalá, Rincón de Romos y San Francisco de los Romo, a los que de manera reiterada se les ha requerido que cumplan con sus obligaciones pero sus titulares tienen problemas auditivos o lagunas ya que no niegan el adeudo, pero tampoco dicen cuándo se pondrán a mano.
Está claro que la mayor parte de ese monto son deudas heredades, sin embargo el problema es que hacen como en aquel juego infantil al decir: “paga el que viene atrás”, con lo que el débito crece en función de los intereses que se generan y lo que a su vez dejan de pagar durante su gestión.
Desde hace varios trienios el gobierno municipal de Rincón de Romos se ha caracterizado por tener el mayor pasivo y las razones que han esgrimido los respectivos ocupantes de la silla es que es de los alcaldes que les antecedieron, tratando con ello de esquivar la obligación que tienen, no aceptando que el adeudo es institucional, por lo que sin importar quién esté en el cargo el Ayuntamiento es el que debe y quien esté al frente tiene que pagar.
Al igual que sus predecesores, el actual director del Instituto ha propuesto una serie de medidas para que paguen, como la entrega de terrenos o algún otro bien de propiedad municipal, al mismo tiempo les recuerda que de no acceder podría haber sanciones drásticas, pero ni con eso ha logrado acabar con este problema.
Es sin duda una actitud grotesca de los negligentes, porque de la misma manera que alargan la respuesta, son exigentes con su propio pueblo a la hora de cobrar las contribuciones y los derechos, lo que denota el uso de dos varas y ante todo que no predican con el ejemplo, además que la propia dirección del ISSSSPEA es sumamente blandengue, puesto que esos 80 millones son necesarios para atender las necesidades que tienen los propios trabajadores del estado y los municipios.

PRODECON EN LÍNEA

En tiempos del coronavirus no se detiene el apoyo a los ciudadanos, como lo demuestra la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), que ante la contingencia sanitaria ha puesto en marcha una serie de medidas que ayuden a resolver los problemas que se presenten en esta materia.
El propósito es que si tienen una queja y necesitan alguna asesoría para presentar la declaración anual 2019, no necesitan salir del hogar y presentarse a las oficinas que tiene la Procuraduría para pedir atención o algún tipo de apoyo, como puede ser el llenado de la declaración, también para presentar una denuncia contra las autoridades fiscales de índole federal o para la continuación de algún trámite.
Como parte de la jornada nacional de sana distancia y en función de las recomendaciones de la Secretaría de Salud (SSA), se ha reforzado la atención mediante el correo electrónico atencionalcontribuyentearrobaprodecon.com.mx
Además están a disposición los teléfonos 1205-9000 desde la Ciudad de México y para el interior de la República al 800 611-0190, también puede hacerse por medio del chat en línea www.prodecon.gob.mx <http://www.prodecon.gob.mx> lo que tiene como fin disminuir la concurrencia de los pagadores de impuestos a las oficinas centrales y sus 30 delegaciones estatales.
Durante el mes de marzo las empresas tienen la obligación de presentar su declaración de impuestos ante el fisco, y las personas físicas deben hacerlo a partir de abril, por lo que existen las condiciones para que puedan hacerse de la información necesaria y así estar en condiciones de entregarla en tiempo y forma.
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público tiene, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), un registro de 77 millones 400 mil contribuyentes y de esa cantidad 2 millones 100 mil son personas morales o empresas, 29 millones 700 mil son personas físicas y de ellas 9 millones 100 mil con actividad empresarial y otros 45 millones 600 mil tienen calidad de asalariados.
El propósito que persigue la Prodecon es darle mayores facilidades a los contribuyentes para que cumplan sus compromisos tributarios, por lo que pueden comunicarse en línea, por chat o teléfono y pedir asesoría o presentar una queja en contra de alguna autoridad fiscal, con lo que nadie quede fuera de acatar las disposiciones de ley, lo que evitará recargos y los recordatorios y posteriores, por consiguiente se puede cumplir a tiempo y sin necesidad de desplazarse a las oficinas de la Prodecon.

SOLEDAD EN ÁERA FERIAL

En un recorrido por el sector de la Feria Nacional de San Marcos se pudo comprobar la desolación que priva. Salvo algunas personas que deambulaban por ahí todo era silencio, en un lugar que en años anteriores era de gran bullicio ante la presencia de carpinteros, yeseros, electricistas, herreros, soldadores, pintores y vehículos para el acarreo del material, todos atareados en el arreglo de los locales que durante abril y primera semana de mayo recibirían a los concurrentes y que este año podría ser hasta junio o julio, si las condiciones lo permiten. La suspensión de los festejos también privará a miles de personas que por tradición aprovechaban la Semana Santa para darse una vuelta por el lugar para comprobar el avance de los trabajos, ya que lo único que encontrarán son negocios sin arreglo alguno, algo más dramático que lo registrado en 2009 porque en aquel año la interrupción de la Feria fue a última hora, en cambio ahora ni siquiera se iniciaron las actividades.

OTROS DAMNIFICADOS

Los últimos días ha sido un rosario de situaciones que ha dejado el descontón que dio el COVID-19, tanto en el renglón de salud como de economía, principalmente la suspensión de labores en las ensambladoras de automóviles Nissan, perjudicando directamente a 45 mil trabajadores que dependen de esta empresa y de las firmas de autopartes, pero también afectará a Ferromex, ya que al no haber armado de vehículos se reduce el número de corridas de trenes para el traslado al puerto de salida. Son cuestiones impredecibles por lo que únicamente queda esperar que todo se normalice.