Rubén Torres Cruz
El Heraldo Digital

A pesar de que el artículo 1265 del Código Municipal establece claramente la prohibición de la instalación de anuncios en la vía pública, sin previa autorización de la Secretaría de Desarrollo Urbano, en la práctica es una actividad que se está saliendo de control en Aguascalientes.
Autoridades capitalinas reconocieron que ha sido complejo regular este tipo de publicidad, en primera por la falta de compromiso de algunas empresas y particulares, y por otro lado el limitado número de personal encargado de realizar el retiro de los anuncios irregulares.
En bardas, postes, casetas telefónicas, paraderos de autobuses, semáforos y prácticamente en cualquier espacio público, resulta común observar un sinfín de anuncios de servicios, venta de inmuebles, préstamos personales y hasta eventos y cursos especiales, que son instalados de manera inapropiada, generando una mala imagen a la ciudad, y convirtiéndose después en un problema ambiental, dada la cantidad de basura que se produce.
Jaime Gallo Camacho, titular de Desarrollo Urbano Municipal, detalló que buscando equilibrio en imagen, economía y publicidad controlada, se ha venido trabajando a lo largo del año, retirando alrededor de 8 mil engomados instalados de manera clandestina en mobiliario urbano y alrededor de mil lonas y pendones por toda la ciudad, en coordinación en algunos casos con Servicios Públicos.
El funcionario invitó a la ciudadanía a reportar oportunamente a través del 072 en cualquier hora del día, a toda persona que sea sorprendida dañando el mobiliario urbano para poder actuar en consecuencia.
Las sanciones económicas establecidas actualmente para los responsables de dañar la estética de la ciudad con la instalación de publicad sin la licencia correspondiente, van de los mil 540 y hasta los 3 mil 700 pesos, dependiendo del tipo de falta.
La Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal es la dependencia donde se otorgan los permisos para la colocación de publicidad, especificando la cantidad, el lugar de la misma, la vigencia y todas las especificaciones generales.
“Tenemos todo el interés de que la imagen urbana sea la más pulcra, necesitamos hacer una alianza con la sociedad y el gobierno para lograr eso. Nos ayuda mucho crear conciencia pero también que se hagan las denuncias para poder actuar”, concluyó.