Un hombre que fue localizado tirado e inconsciente sobre la calle Paseo del Río y que su estado de salud fue reportado como muy grave, sufrió un robo con violencia mientras conducía un vehículo de alquiler que tenía a su cargo.
Inicialmente se presumió que la lesión que presentaba en la cabeza, había sido provocada al caer accidentalmente de su propia altura. Sin embargo, tras ser identificado, se conoció que en realidad sufrió un robo con violencia.
El pasado jueves, vecinos de la calle Paseo del Río encontraron tirado en el suelo a una persona del sexo masculino, la cual estaba sin sentido y no reaccionaba. Presentaba un fuerte golpe en la cabeza, por lo que se presumió que se había caído de manera accidental.
Fue trasladado a un nosocomio a recibir atención médica, donde se reportó su estado de salud como muy grave.
Inicialmente, esta persona estaba como desconocida, pero más tarde fue identificado por sus familiares como Enrique, de 45 años de edad. Asimismo, indicaron que había salido el jueves por la mañana a laborar como chofer de taxi de un vehículo de alquiler marca Nissan, en color blanco.
Al conocerse dicha versión y al no encontrarse la unidad de motor en el lugar donde el señor Enrique fue localizado, se presumió que en realidad había sufrido un robo con violencia y las lesiones que presentaba le fueron provocadas por los presuntos ladrones.
Fue en el transcurso del día de ayer, que elementos policiacos localizaron el vehículo de alquiler robado, mismo que se encontraba abandonado en la calle Río Yaqui y esquina con la calle Río Mayo, además de que a simple vista se detectó que le habían robado el autoestéreo y otros objetos.