Una mujer y su hija menor de edad fueron localizadas sanas y salvas, luego de ser víctimas de un hecho delictivo, mientras que a sus familiares se les hacía creer que estaban privadas de su libertad.
Fue a las 15:00 horas del pasado lunes, cuando una persona del sexo masculino solicitó la intervención policiaca en la cabecera municipal de Calvillo, ya que habían privado de su libertad a su esposa de nombre Estela, de 38 años de edad y a su menor hija de 4 años de edad.
Elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado atendieron el reporte y se entrevistaron con el afectado, quien informó que había recibido una llamada telefónica de un sujeto, quien le comentó que tenía en su poder a su esposa e hija, además de que le estaba solicitando una fuerte suma de dinero, ya que de no hacerlo, no las volvería a ver con vida.
Los elementos policiacos detectaron que dicha amenaza tenía todas las características de que se trataba de una extorsión telefónica, por lo que le pidieron que no volviera a responder las llamadas y tampoco hiciera algún tipo de depósito.
Al mismo tiempo, los uniformados se dieron a la tarea de buscar a la mujer y a su hija, a quienes localizaron más tarde en un hotel ubicado en el mismo Centro de la cabecera municipal de Calvillo, por lo que procedieron a ponerlas a salvo a ambas y posteriormente, fueron trasladadas a su domicilio, donde se reunieron nuevamente con sus familiares.