Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Vestirse de superhéroe en una gran producción es un sueño cumplido para casi todas las estrellas.
No lo fue en el caso de Kate Mara, quien interpretó a la Mujer Invisible en Cuatro Fantásticos, la película de Josh Trank de 2015.
“Tuve una experiencia horrible en esa película. Jamás hablé al respecto. Me casé con uno de mis colegas (Jamie Bell), así que no me arrepiento de haberla hecho. Pero desearía haber respondido de manera diferente a ciertas cosas”, contó la hermana de Rooney Mara a Emmy Magazine.
La actriz, quien actualmente estelariza la serie A Teacher, se resistió a ser específica en cuanto a lo que vivió, pero acreditó el mal trago vivido al sexismo dentro del rodaje, y lo enmarcó en el movimiento #MeToo.
“Lo que importa es que mis dos horribles experiencias con directores fueron con directores hombres. ¿Jamás me llevé mal con una directora? Absolutamente. Pero jamás hubo un momento en que me sentí como: ‘Esto me ocurre porque soy mujer’.
“Con directores varones, 100 por ciento sólo me pasaba a mí. Era una dinámica de poder. Y mis malas experiencias fueron en películas donde, prácticamente, yo era la única mujer”.
La neoyorquina de 37 años insistió en que no se arrepiente de haber participado en el filme pues le dejó enseñanzas sobre cómo actuar dentro de un rodaje y defenderse.
El filme sobre los héroes de Marvel tan sólo recaudó 167 millones de dólares en su momento y fue considerado uno de los fracasos de 2015.
Con un tuit, que luego borró rápidamente, el director atribuyó la mala recepción a cambios en la narrativa presuntamente impuestos por el estudio.