Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El mes de julio fue el segundo más caluroso desde 1953, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
Durante julio se registró a nivel nacional una temperatura media de 26.6 grados Celsius, lo que supera en 1.9 grados el promedio histórico para ese mes.
La cifra más alta para ese mes se había reportado apenas en 2020, con 26.7 grados.
Se trata, según los registros, de una racha de calentamiento. Las cuatro temperaturas medias más altas para julio han tenido lugar entre 2018 y 2022; la quinta se remonta a 1955.
Todo el año, excepto en enero, las temperaturas medias han estado por encima del promedio histórico.
En Coahuila, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas superaron los 30 grados durante julio. La máxima promedio llegó a 37 grados en la última entidad.
Y el calor sigue. Entre el 1 y el 7 de agosto en Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Sonora se registraron temperaturas máximas superiores a 40 grados.
Los valores más altos tuvieron lugar en Ojinaga, con 46 grados, y en Mexicali, con 45.8.
De acuerdo con especialistas, México ha experimentado en los últimos años un calentamiento más acelerado que el que se registra a nivel global.
Según los reportes, 2021 fue el sexto año más caluroso a nivel global, con un aumento de 1.1 a 1.2 grados con respecto al periodo preindustrial. Los incrementos en México han estado por encima de los 1.5 grados.
Francisco Estrada Porrúa, coordinador del Programa de Investigación en Cambio Climático de la UNAM, advirtió a principios de año que de 1975 a la fecha nuestro País se ha calentando aproximadamente 0.3 grados por década, lo que es alto en comparación con otras regiones del planeta.
El calentamiento es heterogéneo, apuntó, mientras que en el centro y gran parte del País está alrededor de dos grados por siglo, hay regiones en el norte que han alcanzado tendencias de hasta seis.

Déficit de lluvia

En la sesión semanal del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas, el SMN reportó que del 1 de enero al 7 de agosto se registró a nivel nacional una lámina de lluvia de 329 milímetros, lo que representa un déficit de 14.7 por ciento respecto al promedio histórico.
Mientras tanto, las 210 principales presas del País almacenaban al 8 de agosto un total de 58 mil 632 millones de metros cúbicos, 8 mil 316 millones menos que el promedio, informó la Subdirección General Técnica de la Conagua.
Sólo 10 de los embalses se encontraban al 100 por ciento de su capacidad, mientras que 108 registraban llenados menores al 50 por ciento.