Ailyn Ríos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La pandemia evidenció el poder habilitador de la tecnología y fue clave para que las empresas pudieran adaptarse a las nuevas dinámicas de convivencia y trabajo provocadas por el Covid-19.
«Para el sector tecnológico esto significó hacer una reingeniería para agilizar nuestro apoyo a las organizaciones mexicanas en su proceso de adaptación a los nuevos modelos.
«Desde fortalecer su e-commerce, hasta brindarles las herramientas para la gestión y cuidado de su talento, pasando también por la automatización de sus cadenas productivas y de suministro», dijo Angela Gómez, presidenta de SAP México.
Para hacer frente a este desafío, SAP apostó por repensar la forma en la que sus colaboradas encontraran nuevas dinámicas que les permitieran continuar con sus actividades a pesar de las restricciones de la pandemia.
«Algo nuevo que experimentamos fue apoyar a nuestros clientes a distancia a implementar sus proyectos de transformación digital. Esto nos llevó a reinterpretar nuestra excelencia operativa y nuestra cercanía con nuestros casi 10 mil clientes.
«Al mismo tiempo que encontrábamos formas de adaptarnos, tuvimos que fortalecer nuestros programas de balance de vida-trabajo», mencionó Gómez.
La empresa planea traer a México el programa Pledge to Flex que está basado en la confianza con el que ofrecerá un entorno laboral que se adapte a cada función, estilo y ubicación con un lugar de trabajo 100 por ciento flexible e incluyente.