José de Jesús López de Lara

Un trágico accidente automovilístico se registró el domingo por la mañana en el municipio de Asientos, luego de que el conductor de una camioneta embistió a un vehículo Nissan Tsuru, en el que viajaban unos repartidores de tortillas y tras sacarlos de la cinta asfáltica terminaron por volcar de manera aparatosa.
Debido al brutal impacto, uno de ellos murió de manera instantánea, mientras que su acompañante resultó gravemente herido.
El trágico accidente se registró a las 10:30 de la mañana, en la carretera estatal No. 30 y entronque con la carretera estatal No. 112, en el municipio de Asientos.
Las víctimas de este accidente no fueron identificadas oficialmente. Se informó únicamente que ambos son habitantes del poblado de Las Negritas, Asientos, y se dedicaban a repartir tortillas en las rancherías y poblados de la zona.
Al lugar de los hechos acudieron policías preventivos de Asientos, policías estatales, Bomberos Estatales y la ambulancia ECO-229 del ISSEA, a bordo de la cual fue trasladado el lesionado a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio.
Al momento del accidente, la persona que resultó lesionada conducía un vehículo Nissan Tsuru, color rojo y placas de circulación de Aguascalientes. Se desplazaban por la carretera estatal No. 30, en su tramo Pilotos-Los Campos, municipio de Asientos.
Al llegar al entronque con la carretera estatal No. 112 que conduce al poblado Ojo de Agua de los Sauces, fueron impactados brutalmente en su parte lateral derecha por una camioneta Toyota Tundra, color negro, con placas de circulación del estado de Indiana, Estados Unidos, que era conducida por un individuo de nombre Fernando, originario del estado de Zacatecas y quien fue detenido.
Esta camioneta se desplazaba por la carretera estatal No. 112 y al llegar al entronque con la carretera estatal No. 30, el conductor no hizo el alto correspondiente y provocó el percance. Debido al violento golpe, el vehículo Nissan Tsuru salió proyectado fuera de la cinta asfáltica y terminó volcándose de manera aparatosa, falleciendo de manera instantánea la persona que viajaba en el asiento del copiloto.
Debido a que el cadáver quedó prensado entre los fierros retorcidos, fue necesaria la presencia de los Bomberos Estatales para poder liberarlo. A fin de realizar las investigaciones correspondientes, se presentaron en el lugar del accidente los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.

¡Participa con tu opinión!