José de Jesús López de Lara

La Fiscalía General de Aguascalientes investiga la agresión a balazos que sufrieron tres jóvenes en el poblado de Guadalupito, en el municipio de Cosío, por parte de agentes de la Guardia Nacional y policías preventivos del municipio de Luis Moya, Zacatecas.
Aunque los primeros reportes indicaban que se había tratado de un enfrentamiento a balazos con integrantes de la delincuencia organizada, las investigaciones que realizan agentes del Grupo Homicidios de la PDI, apuntan a que fue una agresión directa de parte de los elementos de la Guardia Nacional destacamentados en el estado de Zacatecas y de policías preventivos de Luis Moya.
Las víctimas de esta agresión son tres jóvenes originarios del municipio de Rincón de Romos, de los cuales uno murió y otro más se encuentra agonizante, tras recibir un balazo en la cabeza.
Fue el pasado domingo a las 21:30 horas, cuando llegó al Centro de Salud del ISSEA ubicado en el municipio de Cosío, un automóvil VW Golf, color blanco, vidrios polarizados y placas de circulación ACN-436-B de Aguascalientes, en el cual viajaban tres jóvenes heridos de bala.
Uno de ellos fue identificado como Cristian Alejandro, de 28 años, quien ya había muerto debido a un balazo en el abdomen. Asimismo, otro joven de nombre Gerardo, presentaba un impacto de bala en la cabeza, por lo que en estado agónico, fue trasladado en una ambulancia del ISSEA a recibir atención médica al Hospital General de Rincón de Romos.
El conductor del coche VW Golf, de nombre Darío, de 26 años, presentaba una herida en sedal en un brazo y señaló que fueron atacados por elementos de la Guardia Nacional y policías preventivos de Luis Moya, Zacatecas, sobre un camino de terracería ubicado en el poblado de Guadalupito, municipio de Cosío.
Señalo que al encontrarse en el municipio de Luis Moya, Zacatecas, se toparon con un retén de elementos de la Guardia Nacional y policías preventivos. Debido a que iban ingiriendo bebidas alcohólicas, se asustaron y no se detuvieron en el punto de revisión.
Lo anterior provocó que varias patrullas los persiguieran y al intentar escapar hacia Aguascalientes, ingresaron a una terracería que conduce al poblado de Guadalupito, Cosío, siendo en ese momento en que los atacaron a balazos.