Una familia originaria de Rincón de Romos, a quien habían logrado engañar haciéndoles creer que tenían secuestrada a una integrante de su familia, estuvieron a punto de depositar 50 mil pesos que solicitaban los delincuentes a cambio de no hacerle daño.
El número de emergencias, atendió el reporte en el que solicitaban su intervención, debido a que una familia de aquel municipio, había recibido varias llamadas en las que un sujeto que supuestamente era integrante de un grupo delictivo, les había comentado que tenían privada de su libertad a una mujer integrante de su familia, identificada como Ana María, de 52 años de edad. Fue así, que elementos Estatales y preventivos, se trasladaron al lugar, donde les indicaron a los afectados que no realizaran ningún depósito, comenzando un operativo de rastreo en lugares públicos y hoteles. Minutos más tarde, los oficiales lograron identificar a la mujer que supuestamente estaba privada de su libertad, la cual se encontraba deambulando sola y en medio de una crisis nerviosa, sobre el camino de terracería que conduce del Ejido Fresnillo a Pablo Escaleras, los uniformados le hicieron saber que había sido víctima de un secuestro virtual por lo cual, la abordaron a la patrulla y le auxiliaron para que pudiera comunicarse con sus familiares, trasladándola a la Puerta de Acceso Norte, donde se encontraría con sus seres queridos.
Al ser cuestionada sobre los hechos, la afectada refirió que recibió una llamada telefónica en el que un sujeto le dijo que la tenía vigilada por lo que debía salir de su domicilio y alejarse a un lugar despoblado sin informarle a su familia o de lo contrario le harían daño.

¡Participa con tu opinión!