De nueva cuenta, los elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado lograron evitar que una familia sufriera una extorsión telefónica, al hacerles creer que uno de sus integrantes estaba privado de su libertad y para poder liberarlo tenían que entregar 150 mil pesos.
Estos hechos se registraron en el municipio de Rincón de Romos, cuando una madre de familia requirió el apoyo de la policía, debido a que acababa de recibir una llamada donde le informaban que su hijo de 15 años de edad había sido privado de su libertad.
La mujer, de nombre Sandra, de 32 años de edad, comentó que le estaban pidiendo 150 mil pesos a cambio de respetar la vida de su hijo y liberarlo.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, los uniformados le pidieron que no hiciera ningún depósito y tampoco respondiera las llamadas telefónicas que le estaban haciendo.
Asimismo, se dieron a la tarea de buscar al quinceañero, el cual más tarde fue localizado sano y salvo en la calle México, en la cabecera municipal de Rincón de Romos, el cual tras confirmarse que se encontraba bien, fue trasladado nuevamente con sus familiares.
Cabe destacar que el menor comentó que salió de su domicilio debido a que recibió una llamada telefónica en la que le ordenaron que se trasladara al Centro del municipio de Rincón de Romos y que obedeciera todas las instrucciones, ya que de lo contrario iban a asesinar a todos sus familiares.