En un hotel ubicado en la calle 5 de Mayo de la Zona Centro, fue encontrado un hombre que fue víctima de un secuestro virtual, ya que a sus familiares que viven en la Ciudad de México les hicieron creer que lo tenían secuestrado en Aguascalientes y les estaban solicitando una fuerte suma de dinero para su liberación. Gracias a la oportuna intervención de la Policía Cibernética y la Policía Estatal, se logró evitar que la familia sufriera la extorsión telefónica.
Todo se originó cuando en el C-5 Estatal se recibió una llamada telefónica de parte de una persona que dijo ser originaria de la Ciudad de México, quien solicitaba la intervención de la Policía Estatal toda vez que se habían comunicado a su teléfono celular para informarle que tenían secuestrado a uno de sus familiares en Aguascalientes, por lo que le solicitaban una fuerte cantidad de dinero para liberarlo. Manifestó que trató de comunicarse con su familiar, pero éste no le respondía las llamadas, por lo que tenía temor de que efectivamente estuviera secuestrado; cabe destacar que esta persona manifestó que su familiar había arribado a Aguascalientes por cuestiones de trabajo.
Con apoyo de la Policía Cibernética, los policías estatales implementaron un operativo de búsqueda y más tarde localizaron al joven Marco Antonio, de 28 años, en el Hotel Colonial que se ubica en la calle 5 de Mayo de la Zona Centro. Esta persona se encontraba sana en una de las habitaciones, aunque sufrió una crisis nerviosa tras ser víctima de un secuestro virtual.
Una vez que se le hizo saber que todo se trataba de un engaño, Marco Antonio manifestó que inicialmente estaba hospedado en el Hotel Jardín Carpio, que se ubica en la avenida Petróleos Mexicanos, en el fraccionamiento Primavera, cuando recibió una videollamada de un sujeto que dijo ser integrante de un grupo delictivo.
Esta persona le indicó que saliera de ese hotel y se dirigiera al Hotel Colonial y obedeciera todas las instrucciones, no sin antes hacerle saber que lo tenían vigilado y en caso de no obedecer iban a matarlo y a toda su familia en la Ciudad de México.