Elementos Estatales, adscritos a la Policía Cibernética en coordinación con la Policía Municipal de Cosío, evitaron que se consumara una extorsión telefónica, en la cual, mediante engaños, una adolescente fue presionada vía telefónica para que saliera de su domicilio. Mientras tanto, los delincuentes le hicieron creer a sus familiares que la tenían privada de su libertad.
El número de emergencia 911 atendió el reporte de auxilio en el que solicitaban su intervención, debido a que una madre de familia había recibido varias llamadas en las cuales le indicaban que su hija, una adolescente de 15 años, estaba privada de su libertad. De esa manera, los oficiales se trasladaron a la comunidad Refugio de Agua Zarca, en donde, al llegar, se entrevistaron con la angustiada madre quien explicó que en las llamadas un sujeto, quien dijo ser integrante de un grupo delictivo, le había pedido el pago de 12 mil pesos para liberar a su hija. En ese momento, los uniformados le brindaron asesoría personalizada, indicándole que no realizara ningún depósito, dando inicio a un operativo de búsqueda mediante la cual policías recorrieron placas, sitios públicos y paradas de combis, mientras que los elementos de la Policía Cibernética realizaban otras acciones para su localización.
Derivado de los esfuerzos coordinados, la joven de 15 años de edad fue localizada en el Jardín Juárez, encontrándose sana y salva. Tras dialogar con ella para tranquilizarla, los policías la trasladaron a su domicilio en donde pudo reunirse con sus seres queridos sin que se efectuara depósito alguno.

¡Participa con tu opinión!