Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado lograron frustrar un nuevo intento de extorsión telefónica que sufrió una mujer vecina del fraccionamiento Ojocaliente I, pues con el famoso cuento de que tenían privada de la libertad a su hija, le estaban pidiendo una fuerte suma de dinero a cambio de no hacerle daño.
Los hechos se registraron el pasado domingo a las 14:30 horas, cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado se encontraban realizando labores de vigilancia en el fraccionamiento Ojocaliente I, al circular por la calle Cotorinas, fueron interceptados por una mujer de nombre Irene, de 56 años de edad, quien les pidió ayuda.
La fémina les comentó que había recibido una llamada telefónica donde le informaban que tenían en poder a su hija y si quería que no le hicieran ningún daño tenía que depositarles una fuerte suma de dinero.
La mujer indicó que debido a que no contaba con tal cantidad, al final le pidieron 10 mil pesos que tenía que depositar en una farmacia, por lo que como pudo juntó el dinero solicitado, pero al momento de dirigirse al realizar el depósito se encontró con los elementos policiacos y decidió pedirles ayuda.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, los uniformados le pidieron que no hiciera ningún depósito, al tiempo que se dieron a la tarea de buscar a la hija de la afectada, quien más tarde fue localizada sana y salva en su domicilio.