Elementos de la Policía Estatal, Cibernética y preventivos de Pabellón de Arteaga, lograron auxiliar a una mujer de la tercera edad, a quien le exigían el pago de 50 mil pesos para liberar a su hijo supuestamente secuestrado. La pronta intervención de las autoridades evitó que se consumara el delito.
Lo anterior inició cundo la preocupada madre identificada como Abigail, de 70 años de edad, recibió llamadas de dos números distintos en los cuales el sujeto le indicó que pertenecía a un grupo delictivo y tenía privado de su libertad a su hijo, el cual para ser puesto en libertad tenía que realizar un depósito en efectivo o de lo contrario le harían daño a su vástago, además de que supuestamente la tenían vigilada para que no diera parte a las autoridades. Sin embargo, pidió la intervención de los oficiales, quienes al tomar conocimiento de los hechos comenzaron a realizar trabajos de campo, informándole a la anciana que se trataba de una extorsión telefónica y que no hiciera ningún depósito. Al cuestionar a la mujer sobre dónde se debería de encontrar su hijo, señaló que vive en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.
Debido a la coordinación con corporaciones del interior del país, se logró que autoridades de aquel estado pudieran ubicar al supuesto secuestrado en su trabajo sano y salvo, lo cual fue informado a Abigail comprobando que todo se había tratado de un intento de extorsión.