En el municipio de Calvillo fue frustrado un intento de extorsión telefónica de la que estaba siendo víctima un padre de familia, a quien le solicitaban un depósito de 5 mil pesos a cambio de liberar a su hijo a quien supuestamente tenían secuestrado.
La oportuna intervención de policías preventivos de Calvillo y policías estatales evitó que se entregara el dinero y además se logró localizar al joven sano y salvo.
Los hechos se registraron el pasado martes por la mañana, cuando un hombre de 49 años, se comunicó al teléfono de emergencias 911 para reportar el secuestro de su hijo, un joven de 19 años.
Los policías preventivos de Calvillo se trasladaron hasta un domicilio ubicado en el poblado Mesa Grande, donde se entrevistaron con la víctima, quien les comentó que un sujeto que dijo ser integrante de la delincuencia organizada, se había comunicado desde número de teléfono 458 129 7695, para informarle que tenían secuestrado a su hijo y que para liberarlo tenía que depositar 5 mil pesos, ya que de lo contrario se lo iban a regresar muerto.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, los policías preventivos de Calvillo y policías estatales implementaron un operativo para tratar de localizar al joven.
Fue hasta minutos más tarde cuando agentes del Grupo de Operaciones Especiales lo ubicaron en calles de la Zona Centro de Calvillo, siendo trasladado de inmediato al poblado de Mesa Grande donde se reunió con su progenitor.