Una familia que vive en el municipio de El Llano vivió horas de preocupación, luego de que comenzaron a recibir llamadas telefónicas donde les pedían 100 mil pesos, a cambio de liberar a uno de sus integrantes a quien presuntamente tenían privado de su libertad.
Afortunadamente, tras la intervención de elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, se logró localizar sana y salva a la supuesta víctima y se descubrió que todo se trataba de una extorsión telefónica.
Los hechos se registraron el pasado lunes, cuando en los servicios de emergencia se recibió un reporte, donde se informaba que en la comunidad de Palo Alto, que es la cabecera municipal de El Llano, un joven había sido privado de su libertad y estaban solicitando un pago de 100 mil pesos para liberarlo con vida.
Elementos policiales se trasladaron al lugar de los hechos y se entrevistaron con la madre de familia de nombre María, de 40 años de edad, quien comentó que no localizaba a su hijo menor de 14 años de edad, al tiempo que comenzaba a recibir llamadas telefónicas donde le informaban que lo tenían privado de su libertad, además de que le pedían una fuerte cantidad de dinero.
Tras presumir que se trataba de una extorsión telefónica, los uniformados le recomendaron que ya no contestara las llamadas y tampoco hiciera pago alguno. Al mismo tiempo, se dieron a la tarea de buscar al menor de edad, quien más tarde fue localizado sano y salvo en la misma comunidad de Palo Alto.
Cabe destacar que este joven señaló que le habían hablado a su teléfono celular y tras amenazarlo de que les harían daño a sus familiares si no obedecía, fue obligado a salir de su domicilio sin avisar a sus seres queridos.

¡Participa con tu opinión!