Ruth Álvarez y Fernanda Carapia
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La variante del virus SARS-CoV-2 detectada por la Universidad de Guadalajara no es más letal, pero sí pondría en aprietos a los anticuerpos.
Octavio García González, quien participó en la investigación, explicó que lo que cambia en la variante E484K es el código genético del virus.
“En el caso particular de E484K se tienen datos de que podría evadir la respuesta inmune y eso podría tener impacto incluso en las vacunas. Aunque eso no se ha comprobado”, subrayó el también director de la empresa Genes2Life, que realizó el estudio junto con la UdeG.
Jorge Hernández Bello, investigador y miembro de la Sala de Situación por Covid-19 en la UdeG, explicó que la mutación E484K está en la proteína S, que es la que se adhiere a las células para replicarse, por lo que los anticuerpos generados -con vacuna o enfermedad previa-, podrían no neutralizar al virus.
“Se ha visto que disminuye de 4 a 10 veces la acción de los anticuerpos neutralizantes, no quiere decir que la evada, pero sí la disminuye”, detalló.
Hasta el momento, reiteró, se ha descartado que sea más agresiva, pues los cuatro casos detectados al momento cursaron la enfermedad sin complicaciones, incluso dos de ellos fueron asintomáticos.
Hernández Bello destacó que la investigación sigue para saber cuántas mutaciones tiene esta variante y determinar si es, como tal, mexicana, para que se sume a las ya existentes de Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.
García González resaltó que la nueva cepa ya podría estar circulando entre los jaliscienses pues detectaron a los cuatro pacientes entre 700 pruebas que sometieron a estudio.
“Creemos que se van a encontrar más, analizar 700 muestras es una cantidad pequeña, pero aún así lo encontramos”, describió.
El inmunólogo reiteró que ninguno de los pacientes detectados había viajado al extranjero por lo que con más seguridad podría tratarse de una cepa mexicana.
Hernández Bello añadió que la secuenciación de la variante tardará tres o cuatro semanas más y hasta entonces se podrá determinar si es en realidad una mutación mexicana.
Además, dijo, buscan que otros Estados se sumen al estudio para tratar de identificar más casos y tener una muestra más grande.