Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) obtuvo el año pasado un billón 13 mil millones de pesos por retenciones del Impuesto Sobre la Renta (ISR) proveniente de sueldos y salarios, un incremento del 5.8 por ciento respecto al monto obtenido en 2021, gracias a la reforma en materia de subcontratación.
Esta recaudación fue 125 mil 363 millones de pesos superior a la que obtuvo por las mismas retenciones en 2021, revela el fisco en su «Informe Tributario y de Gestión. Cuarto trimestre del 2022».
Para la autoridad fiscal, esto obedece a la reforma del outsourcing con la cual las empresas que operan en el País reconocieron como propios a los trabajadores que anteriormente tenían subcontratados.
«Eso se reflejó en un incremento sostenido de retenciones netas del ISR por sueldos y salarios», menciona el SAT.
Según las autoridades, el objetivo de la reforma no es recaudatorio, sino dar certeza a las relaciones laborales y acceso pleno a la seguridad social para todas las personas trabajadoras.
Sin embargo, con dicha reforma, algunas empresas reconocieron como propios a los trabajadores que anteriormente tenían subcontratados, lo que generó que asumieron nuevas obligaciones fiscales como patrones.
Cifras del IMSS indican que desde la entrada en vigor de la reforma -abril de 2021- y hasta el 31 de marzo pasado migraron 2 millones 900 mil trabajadores de una prestadora de servicios de personal a la compañía que la contrataba.
Manuel Fuentes, abogado laboral, señaló que si bien este incremento en las retenciones de ISR corresponde efectivamente a lo que argumenta el SAT, también puede obedecer a un aumento en el personal de empresas subcontratistas.
De acuerdo con la reforma, está permitida la subcontratación de servicios y obras especializadas que no formen parte del objeto social ni la actividad económica de la empresa.
Además, la empresa principal será responsable solidaria en caso de que la subcontratista incumpla obligaciones laborales.
Fuentes detalló que las empresas subcontratistas están sometidas a una mayor vigilancia, derivado de la reforma, por lo que si incrementan su plantilla también hay una mayor retención de ISR.
Anteriormente, las empresas subcontratistas podían evadir con facilidad el cumplimiento de estas obligaciones, apuntó.
En su Informe Tributario, el SAT detalla que por el cobro de ISR obtuvo en 2022, 2 billones 273 mil millones de pesos, por lo que el 44.6 por ciento provino de las retenciones de sueldos y salario.