Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La discusión del desafuero del diputado Mauricio Toledo, del PT, no procede, debido a que no se cumplió con el requisito de mayoría absoluta en la Sección Instructora, informó ayer la presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri.

La legisladora del PRI señaló que así se lo hizo saber a la Junta de Coordinación Política.
Explicó que, de cuatro integrantes, se requerían tres votos a favor del dictamen para iniciar el juicio de procedencia, pero se dieron sólo dos –de legisladores de Morena–, uno en contra del PT y una abstención, de la diputada priista Claudia Pastor.

“Después de revisar todo lo que pasó ayer (el lunes), de toda la reunión de la Sección Instructora, del video, de la versión estenográfica, podemos advertir que no hubo mayoría absoluta para que el caso pase al pleno, y eso es lo que estoy notificando a la Jucopo”, dijo en entrevista.

Señaló que este tema ya no podría ser parte de la convocatoria que eventualmente emita la Comisión Permanente para aprobar un periodo extraordinario con el fin de que la Cámara de Diputados se erija como Jurado de Procedencia.

“Respecto al expediente SI/LXIV/DP/01/2021, instaurado en contra del Dip. Mauricio Alonso Toledo Gutiérrez, la Presidencia de la Mesa Directiva advirtió que no cuenta con la votación mínima requerida para su tramitación, en términos de lo dispuesto por el artículo 47, numeral 7, segundo párrafo de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos y por lo tanto no puede pasar al pleno para su tramitación”, señala el oficio que Sauri envió al presidente de la Junta, Ignacio Mier.

La priista consideró que el caso de Toledo, acusado de enriquecimiento ilícito, quedaría inconcluso en la actual legislatura.

“Sería ya un tema que tendría que ver de nuevo la próxima Legislatura, si la Fiscalía de la Ciudad de México vuelve a solicitar a la Cámara de Diputados la procedencia para retirar el fuero al legislador, porque no se nos olvide que fue reelecto en pasado 6 de junio como diputado por un distrito de Puebla. Ya tocará a la 65 Legislatura volver a ver el tema, si hay esa solicitud”, señaló.

Sauri agregó que se debe leer el voto particular de la priista Claudia Pastor, que describe el desaseo en que incurrió el presidente de la Sección Instructora, Pablo Gómez, al que se le pidió excusarse y no lo hizo, debido a que al morenista le tocaba dirigir el caso de un diputado con el que había tenido divergencias.

“No se necesita ser un experto en análisis político para advertir que había conflicto de interés”, señaló.

Por otro lado, informó a Mier que para el caso de desafuero del diputado Saúl Huerta –acusado de violación a un menor de edad y abuso sexual contra un adulto– sí se cuentan con los requisitos legales para continuar con el trámite ante el pleno. Sin embargo, puso en duda si podrá discutirse.

Recordó que para aprobar la convocatoria a un periodo extraordinario se necesita la votación presencial de diputados y senadores en la Comisión Permanente, pero el presidente de la misma, el senador morenista Eduardo Ramírez, está convocando a sesión semipresencial.