Aline Corpus
Agencia Reforma

MEXICALI, BC 19-Jul.- El Gobierno de Baja California canceló el acueducto que se construía en esta ciudad y que beneficiaría, principalmente, a la cervecera estadounidense Constellation Brands.
La empresa está construyendo una planta en el valle agrícola, rumbo al Puerto de San Felipe, en la que planea producir 5 millones de hectolitros de cerveza a partir del 2019.
En el primer trimestre del año, Constellation Brands invirtió 500 millones de dólares para su planta en la capital de Baja California.
Desde un inicio, el proyecto del acueducto Villahermosa-Mexicali, planeado para llevar agua hasta la empresa, tuvo oposición social y algunos productores agrícolas promovieron un amparo colectivo a principios de este año.
Ayer, en conferencia el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid anunció la cancelación del acueducto para el que se habían solicitado al Congreso local más de 500 millones de pesos.
Vega afirmó que no se suspende el recurso natural a la empresa, y que debe haber otra alternativa para llevar agua a Constellation Brands.
“El proyecto del acueducto, hasta donde estoy informado, tiene qué ver con la falta de cuota de agua de la compañía para que pudiera funcionar el acueducto y si esto no se tiene, obviamente, no se puede construir”, dijo el mandatario.
“Vivimos en un Estado de derecho y de leyes. Constellation como muchas otras empresas en Baja California han llevado su procedimiento de la mano con las autoridades de los tres niveles de Gobierno, eso es indiscutible, así que tienen las garantías y obligaciones como cualquier otra compañía”, dijo.
“Es un tema de orden federal, nosotros no administramos el agua ni cuotas, somos clientes de quienes administran el agua, que es la Comisión Nacional del Agua (Conagua)”, indicó.
El funcionario informó que no existe una cláusula en el contrato para que la empresa Urbanización y Riego de Baja California (Urbaca), constructora del acueducto, pida una indemnización; sin embargo, el Secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Sidue), Manuel Guevara Morales, afirmó que la firma solicitó 60 millones de pesos.
Por su parte, el abogado de los productores del valle agrícola, Rubén Amaya Coronado, dijo que la cancelación del acueducto es por el amparo presentado.
“Presentamos pruebas, manifestando que se violan los derechos de los tratados internacionales en materia ambiental, así como los derechos humanos, el amparo lleva etapas, en una primera etapa nos conceden la suspensión provisional y en una segunda etapa la suspensión definitiva”, indicó.