Por unanimidad, el Tercer Tribunal Colegiado resolvió la tarde de ayer que, por el momento, Alfonso Román Quiroz no debe ser separado de su cargo como magistrado de la Sala Administrativa del Poder Judicial del Estado.
Con ello, frenó y dejó sin efecto alguno la determinación tomada al seno del Consejo de la Judicatura del Estado, el pasado lunes 11 de julio, para dar por concluida su función, por lo que la SAPJE seguirá trabajando como lo hacía antes de esa fecha.
Y es que el Tercer Tribunal Colegiado del Trigésimo Circuito, con sede en Aguascalientes, concedió este martes la suspensión provisional a Román Quiroz en el marco de la sesión extraordinaria pública, transmitida en vivo, que resolvió el Recurso de Queja 70/2022.
En su desarrollo se revisaron los agravios expuestos por el afectado contra la negativa a la suspensión demandada en el juicio de amparo 554/2022-6, para continuar en el encargo.
En ese contexto, los magistrados señalaron en la sesión que, para evitar un daño irreversible, “dado que en apariencia del buen derecho” el demandante puede tener la razón, su situación debe volver a la normalidad hasta conocer las resoluciones de la audiencia incidental del viernes 22 de julio, así como del juicio de amparo en curso, cuando se fije fecha para ello.
Mientras tanto, el magistrado Román Quiroz retomaría hoy sus actividades en la Sala Administrativa del PJE gozando los efectos concedidos en la sesión del colegiado, es decir, “con todas las atribuciones y funciones inherentes a su encargo”.
Cabe recordar que el Consejo de la Judicatura en la sesión del 11 de julio también acordó emitir en breve la convocatoria para cubrir la vacante que ahora, por resolución judicial, no existe.