Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez federal frenó cualquier intento del Gobierno mexicano para deportar, expulsar del país o entregar a Rafael Caro Quintero a Estados Unidos, sin un proceso de extradición de por medio.
Francisco Reséndiz Neri, Juez penal en Jalisco, concedió al capo sinaloense la suspensión en amparo solicitado por Beatriz Angélica Caro Quintero, presunta hermana del narcotraficante, el sábado pasado, un día después del operativo en el que fue capturado.
Por pedido del juez, un actuario judicial de Toluca ingresó ese mismo sábado al Penal del Altiplano y notificó personalmente al capo la suspensión concedida.
En esa diligencia, Caro Quintero ratificó la demanda de garantías promovida en su nombre.