Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa otorgó a la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin) una suspensión provisional contra la nueva norma de etiquetado frontal de alimentos y bebidas preenvasados.
El organismo empresarial comunicó que el recurso otorgado el 26 de febrero por la juez Laura Gutiérrez de Velasco Romo paraliza por el momento el proceso de publicación de la Norma Oficial Mexicana (NOM) 051, que era lo único que faltaba para su implementación.
“El CCE y Concamin confían en que la resolución final del Poder Judicial protegerá los derechos a la información, la salud y alimentación de los mexicanos”, apuntaron.
Después de que la NOM-051 fue aprobada por la Secretaría de Economía y la Secretaría de Salud, el sector privado reclamó que no se tomó en cuenta la evidencia científica, estudios y compromisos internacionales.
Al respecto, la Secretaría de Economía informó ayer que la suspensión provisional ya fue impugnada ante las autoridades jurisdiccionales superiores.
Subrayó, además, que el recurso en nada prejuzga la legalidad del proceso de normalización.