Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Al finalizar febrero, suspenderá sus actos públicos por la veda electoral, anunció ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
No obstante, anticipó en entrevista que mantendrá las conferencias mañaneras en Palacio Nacional.
«Decirles que los actos abiertos nada más hasta febrero, o sea que después de febrero, como empieza la campaña, ya me voy a dedicar nada más a la supervisión», expresó.
«Pero ya no puedo (tener eventos públicos), agregó en la sala de prensa, donde dio una postmañanera después de partir la tradicional Rosca de Reyes.
-¿Actos privados, hasta junio? -se le cuestionó.
«Hasta junio», confirmó.
-¿No va a haber mañaneras, Presidente? -se le insistió.
«No, mañaneras sí, pero actos (no)», respondió sonriente.
Las campañas electorales iniciarán el 1 de marzo y terminarán el 29 de mayo, por lo que la propaganda gubernamental deberá quedar suspendida en ese periodo.
López Obrador adelantó que el próximo fin de semana hará una nueva supervisión del Tren Maya en la Península de Yucatán.
Dijo que sigue analizando si viaja el domingo a Guatemala para la toma de protesta de Bernardo Arévalo como Presidente de ese país.
«Esta semana lo decido; es que tengo que ver unas cosas en la Península, del Tren Maya, y obras complementarias, que estamos llevando a cabo, muchos caminos», mencionó.
-¿Cuándo va decidir? -se le cuestionó.
«Yo creo que mañana (hoy) o pasado (mañana)», adelantó.