Ailyn Ríos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Entregar celulares bloqueados cuando la venta es una exhibición o el plan tarifario concluyó limita la competencia y va contra los beneficios del consumidor, consideraron organizaciones y empresas.
El impedimento para cambiar de operador por la dificultad de desbloquear equipos afecta a los consumidores y a nuevos participantes del mercado, como los Operadores Móviles Virtuales, y limita la competencia, consideró Altán Redes.
«Si el equipo se compra de contado, el consumidor es indiscutiblemente el dueño del equipo y no debería permanecer restricción para su uso con cualquier operador», expuso el operador de la Red Compartida, en una consulta pública del IFT sobre el tema.
Es el mismo caso una vez terminado el plazo para un usuario de pospago, añadió.
Observatel dijo que se debe aplicar la obligación a las tiendas departamentales o supermercados que vendan celulares de contado.
«Mantener los equipos bloqueados cuando el usuario ya liquidó el celular es no dejarle usar un bien que es de su propiedad como mejor considere», mencionó Michel Hernández Tafoya, director de Observatel, en entrevista.
Canieti, AT&T y Telefónica indicaron que si los celulares se entregan bloqueados es porque así los entregan los fabricantes.
El IFT realizó una consulta pública del 15 de marzo al 3 de mayo para contar con mayores elementos para determinar las condiciones que garanticen a los usuarios su derecho a desbloquear sus equipos móviles.
Actualmente, los usuarios pueden pedir a su operador que desbloqueen el equipo después de liquidarlo o terminar el plazo forzoso.
«No me parece lógico que el desbloqueo se pueda hacer, por ejemplo, un año después de que se acaba un contrato pospago, y alegar que no es posible desbloquearlo al momento de la compra.
«Si genuinamente hubiera una barrera técnica que impidiera el desbloqueo, no se podría liberar nunca el equipo», comentó Hernández Tafoya.

¡Participa con tu opinión!