Campesinos de Aguascalientes urgen a las autoridades federales que inciden en el campo, que retomen sus labores cotidianas, pues la parálisis generada en algunas dependencias a raíz de la pandemia, ha dejado rezago importante en los trámites y por lo tanto, en perjuicio de pequeños productores.
El delegado de la Confederación Nacional Campesina en la entidad, Carlos Estrada Valdés, expresó que la etapa más crítica de la pandemia ha pasado, pues inclusive a nivel federal, se hace el reconocimiento que Aguascalientes ha avanzado en materia sanitaria, por lo que no hay explicación del por qué dependencias como la Procuraduría Agraria, el Registro Agrario Nacional e inclusive la Comisión Nacional del Agua, siguen cerradas a las necesidades de la gente del campo.
PUERTAS CERRADAS. En el más de un año de pandemia, el campo no ha parado de trabajar, inclusive, ha sido el único sector que se ha mantenido activo y con posibilidades de crecimiento, pero los campesinos se han topado con puertas cerradas a los trámites que se quedaron trabados en dependencias federales, a las que se urge vuelvan a atender las actividades elementales.
En el caso de la Procuraduría Agraria y Registro Agrario Nacional, “tienen cerradas sus oficinas, no atienden a los hombres y las mujeres del campo en las actividades elementales que deben desarrollar, tenemos casos donde personas mayores han fallecido y los sucesores ejidales que deben seguir trabajando la tierra, piden regularizarlas y no han podido hacerlo”.
NADIE CONTESTA. Es entendible que siga el temor de parte de empleados de esas dependencias y prefieran tratar de arreglar los asuntos vía telefónica, pero “el problema es que dicen estar trabajando pero no contestan las llamadas”, ante esto, Estrada Valdés insistió que debe tenerse una estrategia para que vuelvan a atender y resolver los requerimientos de la gente del campo que necesita los servicios de esas instancias que dan legalidad y certeza a la tenencia de la tierra. Indicó que hay trámites como sucesiones, titulaciones, y todo lo que al RAN le compete realizar y que no se está haciendo.

“Pedimos que se haga una estrategia que permita volver a los empleados de esas dependencias volver a atender a los campesinos, y si lo tienen que hacer desde su casa, que lo hagan, pero de que se necesita solución, urge, pues el rezago sigue creciendo y no se está dando la legalidad en la sucesión de tierras cuyos titulares han fallecido en este tiempo…”
Carlos Estrada Valdés, CNC