Por FRANCISCO VARGAS M.

El matador de toros Francisco Martínez, a pesar de estos tiempos complicados por el coronavirus, no afloja su preparación y continúa la misma de manera intensa, y en esta ocasión el diestro sanmiguelense realizó labores de tienta en diferentes ganaderías de Querétaro y Guanajuato.
Primeramente, estuvo en la dehesa queretana de Jaral de Peñas, propiedad de Juan Pedro Barroso Díaz Torre, donde Francisco, compartió labores de campo con Joselito Adame, y el novillero Juan Querencia. Se tentaron cuatro vacas que resultaron buenas y permitieron a los toreros participantes realizar sus respectivas solventes tauromaquias, así mismo se probaron dos toros para sementales, destacando uno de ellos por su bravura y gran clase.
Posteriormente, Martínez visitó la ganadería guanajuatense de El Garambullo, propiedad de las familias Funtanet Mendia y Usabiaga González, alternando ahora con Antonio Lomelín, dándose ambos diestros un buen agarrón taurino, realizando importantes y lucidas faenas ante vacas serias que les permitió recrearse en sus faenas, actuando también los novilleros Enrique de Ayala y Juan Querencia, quien por cierto pasaportó un toro, viéndose con oficio y entendido.
Para concluir, el matador de San Miguel de Allende, estuvo en la dehesa también guanajuatense de Campo Hermoso, propiedad de don Pablo Suárez Gerard, compartiendo en esta ocasión las labores de tienta con los novilleros Cristian Antar, Juan Querencia y Alejandro Moreno. Se examinaron doce vacas, teniendo la mayoría de ellas un estupendo juego, logrando Francisco Martínez faenas de estupendo corte artístico al igual que los novilleros participantes. (pacovargas_@hotmail.com)