Francisco Martínez lidia dos toros a puerta cerrada de Lebrija en el Cortijo “Campo Bravo”

Por FRANCISCO VARGAS M.

El joven diestro Francisco Martínez, oriundo de San Miguel de Allende, no afloja su preparación, la intensifica; todo con el objetivo de estar fuerte, físicamente y mentalmente, como a punto para cuando se reactiven los festejos taurinos en nuestro país.
Recientemente el matador guanajuatense, estuvo en el Cortijo del restaurante “Campo Bravo”, mismo que se ubica en San Juan del Río, Querétaro; donde tuvo la oportunidad de torear a puerta cerrada dos toros con edad, presencia y catadura de la ganadería de Lebrija, dehesa queretana situadaen el rancho “La Laborcilla”, perteneciente al municipio El Marques, divisa color naranja y verde olivo, propiedad de los señores Álvaro Lebrija Saavedra y Raúl Lebrija Bailleres.
Sin duda, bien le vino a Francisco Martínez lidiar estos toros, ya que expresó su toreo de gran calidad y clase, además de seguir afinando y puliendo aspectos técnicos; y por supuesto el alimentarse espiritualmente.
Cabe mencionar en esta interesante sesión y entrenamiento, también tomaron parte los matadores de toros, el fino diestro potosino Fermín Rivera y el prometedor matador aguascalentense José María Pastor, además de los novilleros, el también aquicalidense Iván Hernández y el local Juan Querencia, quienes cada uno de ellos de la misma manera continúan preparándose día a día. (pacovargas_@hotmail.com)