Es del dominio público que hay múltiples problemas con la operación diaria del Nuevo Sistema de Justicia Penal, que comenzó a aplicarse en Aguascalientes hace un año, afirmó la diputada Citlalli Rodríguez.
Dijo también que existen quejas de la ciudadanía sobre que algunos de sus operadores no la han entendido. En suma, la reforma no está aplicándose adecuadamente en el país y en el estado, como lo reconoció el lunes pasado el propio gobernador en Ciudad Justicia.
Consideró que la profundidad de la reforma penal exige de una capacitación y evaluación permanente y sistemática de todas las instancias; desde el policía; los ministerios públicos responsables de la investigación; los defensores del inculpado; y la etapa de las pruebas, para que el juzgador resuelva la existencia o no de elementos para emitir un fallo correcto.
La legisladora propuso una iniciativa de “Ley para la capacitación y evaluación del Sistema Penal Acusatorio, Adversarial y Oral en el Estado de Aguascalientes”, que tiene por objetivo “relanzar” al sistema penal.
Este nuevo ordenamiento crea una comisión estatal de coordinación para la capacitación y evaluación del sistema penal, conformada por los titulares de los poderes e instancias responsables de procurar e impartir justicia en la entidad.
La iniciativa contempla además la creación de un consejo directivo evaluador formado por especialistas del derecho, cuya principal tarea será justamente analizar qué ha pasado antes, durante y después de la implementación, con el objetivo de proponer mejoras a través de reformas de ley, puntos de acuerdo, actos ejecutivos y otros instrumentos.
Propone la figura de un secretario técnico designado por la propia comisión, y aclaró que contrario a lo que pudiera parecer, no se busca aumentar la burocracia, ni gastar más recursos de los ciudadanos, ya que la propuesta se basa en sustituir al anterior organismo implementador y transferir su estructura a esta nueva entidad, y así evitar despilfarro de recursos.
Refirió que “durante los últimos días hemos escuchado quejas, críticas e incluso a quienes, frente a su ineptitud, echan la culpa al Sistema de Justicia Oral. Contrario a lo anterior, mi propuesta es un llamado para el diálogo positivo. Ya basta de preguntas, es momento de dar respuestas; ya basta de negativismos, busquemos el cómo sí”.
Subrayó que el ciudadano común no ha visto mejora alguna, pues la víctima sigue sufriendo estragos; el objetivo es encontrar los errores y corregirlos.
A un año de haber iniciado en su totalidad el funcionamiento del Nuevo Sistema Penal, no hay resultados concretos, y por el contrario, la ciudadanía no ve que ello se traduzca en una mejora de su calidad de vida, de garantías para las víctimas o en la disminución de la criminalidad, reiteró.
“Con antelación debió prepararse a la gente que iba a operar el Nuevo Sistema, y no hacerlo hasta ahora, pero como no hay vuelta atrás, hay que subsanar las omisiones y seguir adelante”, acotó Citlalli Rodríguez.