Jorge Ricardo, Claudia Guerrero
Agencia Reforma

HUATULCO, Oaxaca.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el rescate financiero de la empresa Altán Redes, empresa encargada de la operación de la Red Compartida, con la que el Gobierno pretenden llevar el internet hasta las comunidades más alejadas del País.
Sin precisar montos, informó que su Administración firmó la compra de la mayoría de las acciones, por lo que la Asociación Público Privada (APP) será ahora controlada por el Estado mexicano.
«Aprovecho para decirles que estaba en una situación financiera delicada una empresa de comunicación, llamada Altán, que se les dio la concesión (del servicio de internet) en el sexenio pasado y tiene la red de fibra óptica para brindar servicios de Internet en la mayor parte de la República, incluso tiene red que utilizan empresas particulares», dijo en la conferencia matutina.
«Estaba en quiebra, les entregaron créditos de Nacional Financiera en el sexenio pasado y tomamos la decisión de aportar un recurso. Esa empresa, que va a permitirnos que haya internet en todos los pueblos, ya es de la Nación. El Estado mexicano es socio mayoritario y ya tiene la dirección, la administración de la empresa».
El Mandatario federal comparó la operación con la compra que realizó a Shell para adquirir la totalidad de las acciones de la refinería de Deer Park, en Houston.
Aseguró que los detalles de la transacción serían informados por la Secretaría de Hacienda.
«Así como compramos una refinería en Texas, ahora, con unos ahorros, se logró tener ya la mayoría de la empresa Altán, que va a significar internet en todos los pueblos e internet gratuito en plazas públicas, escuelas, hospitales y en todos los sitios de interés colectivo», señaló.
«Ya les adelanté, ahora en la Secretaría de Hacienda va a dar el informe técnico, porque ayer (jueves) se firmó el acuerdo. Entonces, está garantizado de qué va a haber internet para todos».
Hasta el jueves, fuentes cercanas a la operación habían informado que en el rescate participarían el Gobierno, la iniciativa privada y proveedores. La idea es que la empresa recibiera unos 375 millones de dólares.
Los proveedores aportarían 163 millones de dólares, la banca pública 152 millones y los socios 60 millones de dólares.
Altán Redes —consorcio conformado en la Administración del priista Enrique Peña– es la empresa encargada de la operación de la Red Compartida y busca llevar internet 4.5G a todo el País, a través de operadores.
Desde que inició el Gobierno, López Obrador se ha pronunciado abiertamente en contra del rescate de empresas, incluso durante la crisis económica desatada por la pandemia de Covid-19.
A lo largo de su trayectoria como dirigente político, candidato y funcionario ha sido uno de los principales críticos del rescate bancario que se concretó en 1990, a través de Fobaproa.

¡Participa con tu opinión!