Edgar Contreras
Agencia Reforma

CDMX.-La Selección Mexicana Sub 23 no peleará por el bronce en el torneo Maurice Revello y sí por el quinto lugar, luego de empatar 0-0 contra Corea del Sur e imponerse en penales por marcador de 5-3.
El Tricolor, bajo las órdenes de Ricardo Cadena, rompió la bonita costumbre de sus últimas cuatro participaciones, en las que culminó entre los mejores tres de la competencia.
Jesús Alcántar, Fidel Ambriz, Pablo Monroy, Jorge Rodríguez y Efraín Álvarez fueron implacables desde los once pasos y por eso bastó con que el surcoreano Jo-Hin ho perdiera la batalla ante el portero Fernando Tapia.
No fue suficiente que México compitiera con un representativo Sub 23, cuando los surcoreanos eran Sub 21, por ejemplo, o los franceses Sub 20, como tampoco el que hoy se midiera al segundo peor representativo de los 10 participantes en el torneo.
Después de cuatro partidos, México terminó la Fase de Grupos con 7 puntos, por debajo del sublíder y anfitrión Francia, al cual le bastaron las mismas 7 unidades y una mejor diferencia de goles para pelear por el tercer puesto.
El Tricolor dominó en los primeros minutos, pero bajó su nivel al paso del tiempo. Cuando se marchó al descanso, las jugadas más peligrosas habían sido un tiro de Ramiro Árciga, apenas desviado del poste izquierdo, y un disparo bloqueado de Diego Gómez.
Por parte de Corea del Sur el jugador más peligroso fue Sung-Min Hong, con dos remates que exigieron a fondo al portero Fernando Tapia.
Ni siquiera los desbordes de Emilio Rodríguez bastaron para quebrar a los surcoreanos, esos que hasta hoy no sumaban un solo punto en el torneo.
Al 87′, se apagó la ilusión de México en un remate de Ricardo Monreal en el que el balón por fin fue a la red, pero el mexicano estaba en fuera de lugar.
Después, el propio Monreal falló, al 90’+1′, un cabezazo, en el área chica sin marca, en la opción más clara del partido, esa que mandó a unos penales en los que, pese a la victoria, quedó un sabor agridulce.