Ayer, en la Conmemoración del 210 Aniversario del Inicio de la Lucha por la Independencia de México, el gobernador Martín Orozco Sandoval destacó que en el siglo XXI esa lucha continúa, pero ahora con el propósito de consolidar la democracia.

También para devolver la confianza de la sociedad en las instituciones, defender los derechos humanos, facilitar el acceso a la justicia y hacer más efectivo el ejercicio de la ley.

“La libertad que alcanzamos como nación no es sólo una anécdota para la historia, es una acción permanente porque todavía hay millones de familias que no tienen una vida digna y víctimas que no han sido restituidas en su dignidad”.

En la XIV Zona Militar, dijo que ahí donde están los más vulnerables, las mujeres y los hombres a quienes se les ha negado el más elemental de sus derechos, es donde alcanzaremos la verdadera libertad como país.

La pandemia ha traído consigo dolor y enfermedad, desempleo y pérdidas económicas, que están profundizando las brechas en la sociedad.

“A cada uno de nosotros, desde nuestra competencia constitucional, corresponde luchar como aliados de los empresarios, los productores del campo, las familias y de cada aguascalentense para fortalecer nuestra unidad y reducir a su mínima expresión todo aquello que nos divide”, subrayó.

Comentó que de Miguel Hidalgo y Costilla, José María Morelos y Pavón, Josefa Ortiz de Domínguez, Ignacio Allende y de los insurgentes que nos dieron patria, recibimos un legado que nos invita a trabajar juntos, no a confrontarnos.

“Tenemos una sola bandera; seamos uno solo en la superación de los rezagos”.

Previamente saludó a las autoridades y a los servidores públicos de los niveles de Gobierno, y al general Inocente Fermín Hernández Montealegre, comandante de la XIV Zona Militar.