Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A partir de este año, el SAT empleará el Buzón Tributario como medio de presión para el cumplimiento de los contribuyentes, aseguraron fiscalistas.
A través del Buzón, el fisco mandará propuestas de pago para presionar el cumplimiento.
También podrá notificar a un contribuyente el grado de pago de impuestos del sector empresarial donde labora, explicó Pablo Cervantes, integrante de la Comisión Técnica Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México.
Además, informará de comportamientos atípicos en el pago de impuestos y propondrá declaraciones prellenadas con lo que considere debe cubrir el contribuyente.
Esta información servirá para que el contribuyente conozca si está fuera de los rangos del SAT y podría anteceder a una revisión formal si no responde a las dudas o desestima la propuesta de pago de impuestos, explicó Cervantes.
Mario Barrera, fiscalista de Thompson & Knight, destacó que el uso de las cartas invitación ha sido efectivo para aumentar la recaudación y este podría ser el caso del Buzón.
“La experiencia de la administración es que con los esfuerzos similares que se han hecho en el pasado se incentiva el cumplimiento pero dependiendo del tono con el que se emitan los comunicados también hay riesgo de que se vuelva un hostigamiento”, dijo.
La diferencia del Buzón con las cartas es que éstas obligan al contribuyente a acudir a las oficinas del SAT o hacer una contestación específica, mientras que el buzón sólo es informativa, a menos que se indique lo contrario, explicó.
El Buzón es obligatorio desde el año pasado, excepto para quienes tributan como asalariados, y sirve para presentar promociones o atender requerimientos.