Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Con medidas como la obligatoriedad para que personas mayores de 18 años se den de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y el nuevo Régimen Simplificado de Confianza, el Gobierno federal formalizó ayer los cambios fiscales propuestos para el próximo año.
La Secretaría de Hacienda publicó en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto de la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2022, así como el decreto con los cambios aprobados al Código fiscal y el de la Ley de Derechos.
Con esto, también oficializó una estimación de ingresos por 7 billones 88 mil millones de pesos.
Como parte de los cambios fiscales, queda establecido que las personas físicas mayores de edad deberán solicitar su inscripción al RFC. Tratándose de personas físicas sin actividades económicas, dicha inscripción se realizará bajo el rubro «Inscripción de personas personas físicas sin actividad económica».
El decreto aclara que con este registro no se adquirirá la obligación de presentar declaraciones o pagar contribuciones y tampoco les serán aplicables sanciones
También contiene el nuevo Régimen Simplificado de Confianza con el cual el Servicio de Administración Tributaria (SAT) busca atraer a más contribuyentes.
Dicho régimen propone tasas impositivas mínimas que se aplicarían de manera progresiva, según los ingresos del contribuyente. Las tasas irán desde uno por ciento en el caso de personas físicas, cuando los ingresos anuales no superen los 300 mil pesos.
Además, el decreto precisa que las aportaciones voluntarias para el ahorro para el retiro seguirán siendo deducibles por hasta el 15 por ciento del total de los ingresos de los contribuyentes, pese a que inicialmente, la Secretaría de Hacienda propuso incluirlas dentro de la bolsa de deducciones personales que tienen un tope de hasta el 10 por ciento de los ingresos.