El conjunto de Manchester City recibió el día de ayer al Borussia Dortmund en la ida de los cuartos de final de la Champions league, rescatando la victoria en los últimos instantes del partido, dejando un marcador final de 2-1.
Uno de los favoritos para llevarse la Champions League este año es el cuadro de Manchester City, ya que año con año han sufrido en este torneo pero en esta ocasión llegan en un momento inmejorable, ya con la liga en la bolsa y en un buen estado anímico.
Sin embargo, el día de ayer no pudieron tomar una ventaja más clara ante el Borussia Dortmund, equipo que a pesar de no tener el mejor paso por la Bundesliga, ha sorprendido a más de uno en esta competición internacional.
Al minuto 19 el cuadro inglés se puso en ventaja con un buen gol de Kevin de Bruyne; Phil Foden tuvo una carrera larga por la banda izquierda para después enviar un trazo raso que se paseó por toda el área del Borussia, sin embargo, Mahrez alcanzó a rescatar el balón y después puso una diagonal matona para el De Bruyne marcara el 1-0.
Minutos más tarde el encuentro llegó a tener muchas emociones; se señaló un penal a favor del Manchester City que después se anuló, y de igual manera el Borussia Dortmund marcaría el empate debido a un error de Emerson, sin embargo se anuló el tanto por una dudosa falta sobre el arquero del City.
En la segunda parte las emociones no pararon, del lado de los abejorros Haaland tuvo un par de oportunidades para marcar, mientras que del lado de los celestes, el joven Phil Foden tuvo al menos tres disparos al arco que no pudieron cambiar el marcador.
Al 84′ el Borussia sorprendió con un gran gol de Marco Reus, llegando al área gracias a una pared con Haaland, pero al minuto 90, el Manchester City rompió la ilusión del Dortmund con un gol de Foden a pase de Gundogan, premiando la gran actuación del joven inglés.
El partido de vuelta se disputará el próximo miércoles 14 de abril pero en el campo del Borussia Dortmund, los abejorros tendrán la ventaja de jugar en casa y con un gol de visitante, aunque los de Pep Guardiola siempre serán un rival complicado tanto a nivel defensivo como ofensivo.